martes, 16 de mayo de 2017

SINTOÍSMO

Es el nombre de la religión nativa en Japón. Se basa en la adoración de los KAMI o ESPÍRITUS DE LA NATURALEZA. Algunos KAMI son locales y son conocidos como espíritus o genios de un lugar en particular, pero otros representan objetos naturales mayores y procesos, por ejemplo, AMATERASU, la diosa del Sol. Actualmente el SINTOÍSMO constituye la segunda religión con mayor número de fieles de Japón, sólo superada ligeramente por el BUDISMO JAPONÉS. El número de practicantes varía desde los 108 millones (80% de la población en 2003) que tienen prácticas y/o influencias sintoístas hasta los 4 millones (3,3%) que lo practican regularmente y se identifican con la forma oficial del SHINTO.

El término SHINTO se refiere a las actividades desarrolladas por los japoneses para venerar a todas las deidades del cielo y la tierra. Es considerada la religión originaria de Japón, un culto popular que puede describirse como una forma sofisticada de animismo naturalista con veneración a los antepasados, profundamente identificada con la cultura japonesa. En un principio, esta religión étnica, indígena no tenía nombre hasta la introducción del budismo en Japón (durante el siglo VI) desde China a través de Corea. Una de las denominaciones que recibió el budismo fue BUTSUDO, que significa "LA VÍA DEL BUDA". A fin de poder diferenciar el budismo de la religión nativa, ésta pronto llegó a ser conocida por el nombre de SHINTO.

Este nombre, SHIN-TO, procede de una antigua palabra china que significa EL CAMINO DE LOS DIOSES. Los japoneses escogieron utilizar un nombre chino para su religión porque en ese tiempo (hace más de un milenio), el chino era la única lengua que tenía escritura en Japón, ya que no se había desarrollado aún la escritura de su propio idioma. La frase que significa SHINTO en japonés es KAMI NO MICHI. El SINTOÍSMO afirma la existencia de divinidades o seres espirituales (KAMI) que pueden encontrarse en la naturaleza o en niveles superiores de existencia. Este término, que constituye el concepto central del culto, llegó a aplicarse a cualquier fuerza sobrenatural o dios, como los dioses de la naturaleza, hombres sobresalientes, antepasados deificados o hasta "deidades que representan ciertos ideales o simbolizan un poder abstracto"

El SINTOÍSMO no posee una deidad única ni predominante, ni reglas establecidas para la oración, aunque sí cuenta con narraciones míticas que explican el origen del mundo y de la humanidad, templos y festivales religiosos a los que acuden millares de personas en fechas señaladas. No se basa en dogmas o en una teología compleja, a los japoneses les ha dado un código de valores prácticos, ha moldeado sus comportamientos y determinado su forma de pensar. Existen templos donde se puede adorar a las diferentes deidades cuando se siente la necesidad de hacerlo.

Según el SINTOÍSMO, el Japón nace como país gracias a la unión de la pareja de dioses originarios IZANAGI e IZANAMI, a los cuales se ordenó crear y ordenar el mundo (con Japón como único centro) y colocar el pilar del cielo, el eje universal que une el cielo y la tierra. Esto representa un papel esencial para el entendimiento de la identidad nacional y la significación del emperador dentro de esta religión que se mantiene presente en la idiosincrasia pura de su pueblo. Desde la entrada del budismo en Japón en el siglo VI, este ha ejercido una profunda influencia sobre el SHINTO, aunque éste también se ha modelado adaptado en este país hasta darle una forma característica.

Debido a que el SINTOÍSMO no pretende convertir, criticar ni entrar en conflicto con otras religiones, su expansión fuera de las islas de Japón ha quedado limitada generalmente a las comunidades niponas de la emigración; aunque en las raíces de las artes marciales tradicionales modernas o GENDAI BUDO; del SUMO, el AIKIDO, y el JUDO, se puede apreciar su influencia en varios de sus movimientos y especialmente en su filosofía y rituales, como artes marciales pacifistas, y de naturaleza defensiva.

Cada santuario se dedica a un KAMI específico que posea una personalidad divina y que responda a los rezos sinceros del fiel. Al entrar en un santuario, se pasa a través de un TORII, una puerta especial para los dioses, que marca el paso entre el mundo finito y el mundo infinito de los dioses. En el pasado, los creyentes practicaban el rito de purificación o "MISOGI", consistente en el lavado de sus cuerpos en un río cercano al santuario. En años recientes solamente se lavan las manos y enjuagan sus bocas en lavabos proporcionados por el santuario.

Los creyentes respetan a los animales como mensajeros de los dioses. Es por esto que un par de estatuas "KOMA-INU" (perros protectores) se encuentran siempre en el santuario. Los ORIGAMI (figuras de papel): éste es un arte popular japonés en el cual se pliega el papel para dar como resultado una gran variedad de hermosos diseños. Se ven a menudo alrededor de los santuarios de SHINTO. Por respeto al árbol del cual se extrajo el papel para construir el ORIGAMI, este nunca se corta. El SINTOÍSMO fue utilizado como ideología legitimizante durante la fase militar de la historia japonesa reciente, es decir, como base de la divinidad y superioridad del pueblo japonés; y fue considerado la religión del Estado hasta 1945.

0 comentarios: