miércoles, 30 de agosto de 2017

EL INTERÉS Y LA USURA EN LAS TRADICIONES RELIGIOSAS-Tercera Parte

Hoy en día, la Iglesia católica ha admitido la distinción entre un interés moderado permitido por la ley, y la práctica usuraria, caracterizada por un interés excesivo. Este cambio de enfoque ha de ser ubicado en su época. Se pasa de una economía de necesidades a una economía de ganancias, es el momento en que surge el capital industrial y financiero. La puerta a la permisividad se abrió primero, sin embargo, por el lado de la REFORMA PROTESTANTE. LUTERO, aunque con matices, se mostró desfavorable a la usura. Sin embargo, paradojicamente, el gran cambio tuvo lugar en los sectores más puritanos del protestantismo, En Ginebra, CALVINO se declaró abiertamente partidario del interés.

Desechando los pasajes del Antiguo Testamento que tratan de la usura, así como los demás precedentes al respecto, por considerarlos inaplicables a las nuevas circunstancias, afirmó que cobrar intereses sobre el capital era tan lícito como cobrar una renta por la tierra. Aunque permitió solo intereses moderados y bajo ciertas condiciones, el hecho resultante fue que una actividad considerada reprobable e ilícita durante siglos acababa de ser respaldada por una autoridad religiosa. Dentro de la Iglesia católica, la primera vez que se cuestionó abiertamente la doctrina original fue en 1822.

Una mujer de Lyon, Francia, percibió intereses sobre el dinero que había prestado y se le negó la absolución hasta que no devolviese las ganancias ilegales. El OBISPO RHEDON exigió una aclaración por parte de las autoridades de Roma, quienes le respondieron : “Le informamos que la demandante recibirá una respuesta a su pregunta en el momento adecuado […] Mientras tanto, podrá recibir la absolución sacramental en tanto y en cuanto esté totalmente dispuesta a someterse a las instrucciones de la Santa Sede”. En 1830 hubo otra promesa de resolución del problema, y más tarde, en 1873, la oficina de Propaganda de la Iglesia dio a conocer una tercera promesa, pero nunca se concretó. El pecado de la usura no se derogó en forma oficial, sino que se lo dejó caer simplemente en el olvido.

En el Islam, la palabra que tradicionalmente se traduce por USURA es RIBA. Este término presente en el Corán, significa literalmente “incremento”. La prohibición de la usura es doctrina coránica tal como podemos ver en la azora titulada “La vaca”: “Vosotros los que creéis, temed a Dios y renunciad a cualquier beneficio de la usura que os quede si sois creyentes. Si no lo hacéis, sabed que Dios y su enviado os ha declarado la guerra [….] Si el deudor está en apuros, concededle una prórroga hasta que se encuentre desahogado, aunque lo mejor para vosotros es que renunciéis a cobrarlo, considerándolo como una limosna” (Corán II, 274-279)

También en la azora “Los romanos” encontramos una referencia: “Y lo que deis con usura para que se incremente a costa de los bienes ajenos, no producirá incremento alguno ante Dios, mientras que lo que dais sinceramente, buscando el rostro de Dios, esos son los que verán multiplicada su recompensa” (Corán XXX, 39). Estos principios siguen vigentes hoy en día en los países islámicos, aunque la mayoría de empresarios y hombres de negocios musulmanes reconocen que hoy en día que las transacciones basadas en intereses son algo inevitable, pero tratan de evadirse de la prohibición con estrategias como utilización de bancos no islámicos. Otra táctica usada es la conocida como “banca islámica”. Estos bancos mantienen su viabilidad económica usando el concepto islámico de “participación en las ganancias y las pérdidas”. De esta forma, los bancos se convierten en una especie de accionistas del proyecto (personal, empresarial, social) al cual financian.

A modo de conclusión, decir que las religiones han tenido originariamente el objetivo de la búsqueda de  justicia social y distribución de la riqueza. Cuando atacan las transacciones que comportan intereses, el propósito es proteger al individuo económicamente débil de una forma u otra contra el poderoso (en riqueza) que puede aprovecharse de él a través del mecanismo del interés. Independientemente de sus diferentes interpretaciones, podemos decir que la actitud que siempre dominó en el cuerpo doctrinal de las religiones con respecto al tipo de interés fue el temor a la arbitrariedad en las decisiones de aquellos que detentaban el poder político y económico con respecto a los menos favorecidos.

ANÉCDOTAS IMPERDIBLES SOBRE SARMIENTO

1.- Durante su exilio en Chile, el entonces presidente chileno MANUEL MONTT le encargó a SARMIENTO la creación de un periódico de educación, que el sanjuanino llamó Monitor de la Educación. Sin embargo, a un ministro el nombre le pareció "pretencioso" y lo cambió por Monitor de las Escuelas Primarias. Sarmiento reclamó: "Señor, mi propósito es escribirlo para educar ministros, diputados, senadores y doctores, porque de tanto que ustedes saben, no saben que ignoran todo sobre este asunto. Las escuelas no se mejoran en la Escuela, sino en la opinión de los que gobiernan y legislan".

2.- En sus épocas como jefe del Departamento de Escuelas, SARMIENTO recibía a las madres de familia que querían interponer quejas por actos de injusticia o de violencia contra maestros. Antes de oír la exposición de los hechos, SARMIENTO advertía: "El maestro tiene siempre razón... ¿Qué decía usted de su niño?"

3.- En la Dirección de Escuelas de la Provincia se conserva un tratado pedagógico en el que el autor abogaba contra los castigos corporales, con una anotación marginal de SARMIENTO: "Todo ello es muy bueno; pero una tunda de azotes dada a tiempo, nos ha venido bien a todos"

4.- Al incorporarse a la campaña militar que derrotaría a Rosas en la BATALLA DE CASEROS, en 1852, SARMIENTO mantuvo varios encuentros con Urquiza en Gualeguaychú. Según contó en su libro CAMPAÑA EN EL EJÉRCITO GRANDE, el gobernador de Entre Ríos nunca mencionó en esas reuniones las cartas que él le enviara desde 1850 ni sus libros pero sí, en una carta, "…me aconseja como suya, como nueva para mí, la misma política de fusión que Argirópolis y Sud América revelaban; pero sin decirme: va usted bien por ese camino, sino: yo le indico esa política"

5.- En 1855, SARMIENTO plantó la primera vara de mimbre en el Delta del Paraná, dando lugar a una actividad que pervive aún hoy. También se le atribuye a él haber traído las primeras semillas de nogales pecan de los Estados Unidos al Delta. Según su nieto, durante el último año de su vida SARMIENTO enviaba varillas de mimbre por correo para promocionar su producción. En cierta oportunidad, un contemporáneo sostuvo que el mimbre era conocido en Buenos Aires "…desde que tuvo uso de razón", desmintiendo a SARMIENTO, quien contestó: "Podemos conciliar lo que usted dice con la historia, preguntándole: ¿a qué edad empezó usted a usar de su razón, hasta hoy tan escasa?"

6.- El Senado debatía el presupuesto para la construcción de un ferrocarril y los senadores consideraron excesiva la suma de 800.000 pesos fuertes y demasiado generosa la garantía del 7% de ganancia. "No he de morirme sin ver empleados en ferrocarriles en este país. ¡No digo 800.000 sino 800 millones de pesos!", exclamó. Como los senadores se empezaron a reír, SARMIENTO pidió que las risas constaran en las actas: "Porque necesito que las generaciones venideras sepan que para ayudar al progreso de mi país, he debido adquirir inquebrantable confianza en su porvenir. Necesito que consten esas risas, para que se sepa con qué clase de necios he tenido que lidiar"

7.- Caminaba SARMIENTO -por entonces, ex presidente- por el centro porteño cuando cruzó al ARZOBISPO ANEIROS. En ese momento, entre el prelado y SARMIENTO se originó una breve rencilla de amabilidades, ambos querían cederse el paso:

-No olvide, Su Ilustrísima, que es un príncipe de la Iglesia y yo un simple particular
-Para mí su excelencia es siempre el Presidente de la República.
-Eso no. Le prevengo que siendo presidente, ni al papa...

8.- Un empleado le acercó al entonces presidente una nota de pésame dirigida a la viuda de un funcionario, encabezada por "Tengo el honor...". Ante ello, SARMIENTO preguntó:

“-¿Ha pensado usted alguna vez en ser presidente?
-No, señor, jamás...
-Hace usted mal. Es obligación de todo argentino aspirar a ser presidente de la República. Vaya usted y cuando tenga esa idea en la cabeza, no se le ocurrirá que el presidente tiene honor en dirigirse a nadie, por viuda que sea, sino que le hace honor dirigiéndose a ella”

9.- Entre 1845 y 1847 SARMIENTO emprendió un viaje por Europa, África y América por encargo del presidente Montt, para estudiar el sistema educativo de los países que visitó (y para correrlo de la escena política chilena, donde solía generar no pocos problemas con sus intervenciones). Como resultado de ese viaje, surgieron dos libros y medio: LA EDUCACIÓN POPULAR, SUS VIAJES -una serie de cartas donde iba contando sus experiencias-, y el DIARIO DE GASTOS, un libretita que el propio SARMIENTO definió como "uno de mis mejores recuerdos"

Con anotaciones en varios idiomas, el DIARIO permite entrever a un hombre puntilloso en sus gastos. En el prólogo a una reciente edición, el escritor Juan José Saer señaló: "La jovial sorpresa de muchos estudiosos ante la mención 'Orgía 13,5 francos' del 15 de junio de 1846 en Mainville, no me impide preferir el rubro que sigue inmediatamente, 'Una pieza para secar la pluma 2 francos', y que nos muestra a un hombre vigoroso y satisfecho, dispuesto a retomar la tarea después de una pausa bien merecida"

10.- En la universidad nacional de Córdoba cuando inauguraban la Academia Nacional de Ciencias, dispuesta por Sarmiento en su presidencia, el presidente Avellaneda lo invita a hablar... Ya estaba medio sordo y lo primero que dice es:

“Señores, veo en este salón de grado repleto, que no hay una sola mujer que nos acompañe, pero yo les auguro que dentro de un siglo, la Argentina en sus universidades, va a tener más mujeres que hombres”

11.- Cuando deja la presidencia en el año 1874 se da cuenta que no tiene casa propia. Se va a vivir con su hija Faustina mientras piensa como resolver su situación. El problema era que no tenía medios para comprar una vivienda. Había estado tan ocupado en hacer la grandeza del país, que se había olvidado de sí mismo.

12.- En su gestión de gobierno construyó 1.117 escuelas (una cada 2 días, contando sábados y domingos), más la escuela naval, más el colegio militar, más la compra de la flota de mar, más los rieles, que eran en longitud más que la suma de todos los rieles de América, más el telégrafo a chile, más el código civil redactado por Vélez Sarsfield, más el banco nacional.

TORMENTA DE SANTA ROSA, LA TORMENTA CON NOMBRE

Cada 30 de agosto, día en que se conmemora la festividad de la “Patrona de las Américas” en parte de la Argentina y Uruguay, la gente renueva las esperanzas de encontrarse con la famosa “Tormenta de Santa Rosa”. Con cierta frecuencia, unos días antes o después del 30 de agosto de cada año se registran tormentas eléctricas, lluvia y vientos, en el centro este de nuestro país y en el Uruguay. Pero no con la regularidad que todos pensamos. Además, para que sea tormenta el meteoro debe estar acompañado por una descarga brusca de electricidad atmosférica que se manifiesta por un resplandor breve llamado relámpago, y por un ruido seco llamado trueno; asociada a nubes convectivas que generalmente producen precipitaciones en forma de chaparrón de lluvia y/o granizo o nieve, como también vientos fuertes, así define “Tormenta” la ORGANIZACIÓN METEOROLÓGICA MUNDIAL.

A finales del invierno se observa un aumento de la radiación solar en superficie y un cambio en la posición de los sistemas de circulación atmosférica global que favorecen la entrada de aire cálido y húmedo desde el norte. Estas condiciones son las que favorecen el desarrollo de nubosidad por convección (el calor hace que el aire sea mas liviano y ascienda) y favorece que en consecuencia, puedan generarse tormentas. La “Tormenta de Santa Rosa”: en consecuencia, no es más que una de las primeras denominadas “tormentas equinocciales”, ya que se produce cerca del equinoccio de primavera para el hemisferio Sur (22 o 23 de Septiembre). Además, no se registra en todo el territorio argentino sino en las zonas central y oriental, mientras que las provincias de San Juan, Mendoza, La Rioja y Salta, rara vez se ven afectadas por este fenómeno. En el Uruguay, como en toda el área del Río de la Plata, la frecuencia de la “Tormenta de Santa Rosa” es similar a la de la Ciudad de Buenos Aires. También se observan fenómenos similares en Sudáfrica y en Australia.

Según estadísticas del SERVICIO METEOROLÓGICO NACIONAL, entre 1906 y 2012 sólo en 9 de los 107 años analizados, se produjeron tormentas el día 30 de agosto, día de Santa Rosa según el santoral católico. Si consideramos fechas próximas al 30 de agosto (entre el 25 de agosto y el 4 de septiembre), en Buenos Aires durante el mismo período, en 57 oportunidades (algo más del 50% de los casos) se produjeron tormentas en los días próximos al del santoral de Santa Rosa de Lima, aunque no siempre estuvieron asociadas a precipitaciones intensas y/o abundantes. El SERVICIO METEREOLOGICO NACIONAL aclara que eventualmente, pueden observarse tormentas (a veces intensas) aún antes del 25 de agosto, a las que la gente considera como “Tormenta de Santa Rosa”. También se resalta el aumento de la frecuencia de tormentas que se observa a partir de la década del 90: sólo en 1995, 2005, 2006 y 2007 no se observó este fenómeno durante los días considerados.

Es posible decir, entonces, que la “Tormenta de Santa Rosa” es un mito, aunque es muy probable que en el futuro se convierta en realidad pero debido a los efectos del calentamiento global, ya que se aprecia un incremento en la intensidad y frecuencia de tormentas en todo el centro-este del país. Cuenta la historia que en 1615, una banda de temibles corsarios holandeses estaban en la búsqueda de los tesoros que magnificó la leyenda de “El Dorado”, se aproximaron al puerto de El Callao como inicio de una expedición para tomar la ciudad de Lima donde se suponía, había parte de esa riqueza. El 21 de julio de ese año, muchos de los habitantes de la ciudad decidieron abandonar todo; otros organizarse para resistir la invasión y la iglesia dispuso que los fieles se reunieran para elevar sus rezos y de esa manera ser protegidos.

En la Basílica de Santo Domingo, una joven virtuosa llamada ISABEL FLORES DE OLIVA y apodada ROSA en honor a su belleza, ofrecía su vida en defensa del Santísimo Sacramento y arengaba a los fieles a orar e imitar su ejemplo. Estas fueron sus palabras en la Basílica, al esperar el ataque de los enemigos de la fe: “Aquí pondré mi cuerpo para que lo hagan pedazos y se detengan en hacer las injurias que temo ¡ay de mí!, han de hacer después a mi dulce Jesús”.

Sus plegarias fueron oídas y según se cuenta, sorpresiva y misteriosamente el corsario holandés se retiró sin atacar Lima. En realidad y volviendo a 1615, no hay relatos históricos que confirmen que haya habido una tormenta ese día… es más: algunos indican que los piratas holandeses habían sufrido algún revés militar en su intento por invadir Lima. De todos modos, la ciudad, sus templos y tesoros quedaron a salvo. Los limeños atribuyeron este “milagro” a la joven Rosa. De hecho, las imágenes de la santa la representan con un ancla a modo de colgante. SANTA ROSA DE LIMA es la patrona de las Américas, Perú y Filipinas.

LA REPÚBLICA DE UŽUPIS

Alcanzará con atravesar el angosto río y con caminar unos pocos pasos sobre un viejo puente para estar en otro país. No habrá apostado allí ningún policía, nadie pedirá documentación ni revisará equipaje. No habrá trámites burocráticos y quizás el turista despistado ni siquiera note que ha abandonado LITUANIA y su capital VILNA una vez al otro lado del angosto VILNELĖ. Pero habrá llegado a la REPÚBLICA DE UŽUPIS, el barrio que quiere ser país y, de una forma u otra, ya lo ha logrado. Al menos eso hace saber las banderas y el curioso orgullo nacional de los habitantes de esta inexistente nación, que a veces no parece ser más que un chiste o una especie de experimento social. Pero es mucho más. Y ahora celebra sus primeros veinte años.

El 1° de abril es conocido en inglés como APRIL FOOLS' DAY (DÍA DE LOS INOCENTES), día en que tradicionalmente se realizan bromas de todo tipo en numerosos países del mundo. En 1997, esa fue la fecha escogida para declarar la INDEPENDENCIA DE UŽUPIS, como si se tratara de una bravuconada más. Pero era en realidad una declaración política en los años en que LITUANIA, ya independiente de la desaparecida UNIÓN SOVIÉTICA, buscaba reencontrarse con su identidad y con su propia historia. La caída del comunismo había significado para VILNA la desaparición de las estatuas de Lenin, pero también el comienzo de una nueva etapa. La ciudad necesitaba transformarse y dejar de lado las sombras del pasado reciente.

Para mediados de los años 90, UŽUPIS, que en lituano significa "al otro lado del río", era un pequeño barrio sucio, abandonado, con escasa infraestructura; un nido oscuro en donde solían recaer delincuentes y al que el resto de la ciudad le daba la espalda. En la otra orilla del VILNELĖ se levanta la Academia de Arte, y desde sus ventanas los estudiantes alcanzaban a ver el olvidado vecindario. Entonces numerosos fotógrafos, poetas, músicos y cineastas pensaron que ese era el lugar ideal, tan cercano como barato, para refundar la sociedad. Y lo hicieron creando un país bohemio y bizarro que se constituyó como símbolo de una nueva era para LITUANIA, con su propio himno, su propia Constitución Nacional, presidente, gabinete de ministros, un pequeño ejército y hasta su propia moneda, el EUROUŽAS.

La bandera de esta curiosa nación cambia de color en cada estación del año y muestra una mano con la palma agujereada, símbolo de lo imposible de ocultar aun cubriéndose los ojos. Hoy, la ficticia REPÚBLICA DE UŽUPIS cuenta con más de 300 embajadores y cualquiera puede convertirse en ciudadano sin importar en dónde viva. Casi no pasan coches por las calles de este pequeño barrio de poco más de medio kilómetro cuadrado, no hay más ruido que los pasos de la gente y las aguas del río. Se ven esculturas por doquier, arte callejero, grafitis, muchos bares y galerías. Es uno de los rincones más turísticos de VILNA y los visitantes suelen hacer fila para recibir el innecesario pero pintoresco sellado en sus pasaportes.

En el río hay un pequeño muelle al que los locales se refieren simpáticamente como el puerto internacional más pequeño del mundo. Al lado, un monumento imagina a Jesucristo como mochilero, muy cerca del espacio triangular conocido como Plaza Tíbet, en donde las coloridas banderas de plegaria recuerdan la visita del Dalai Lama, hoy ciudadano honorario de UŽUPIS. En el centro del barrio-país se levanta la estatua de un ángel que toca una trompeta, como si despertara a la sociedad después de la larga noche que significó el control soviético. Hacia allí peregrinan cada 1° de abril los locales, con cerveza, música y banderas para celebrar el cumpleaños de la nación.

Pero probablemente el rincón más interesante sea la pared en donde están inscriptos los 39 artículos de la Constitución Nacional en numerosos idiomas. Entre ellos aparecen:

Art. 3. Todos tienen derecho a morir pero esta no es una obligación
Art. 7. Todos tienen derecho a no ser amados, pero no necesariamente
Art. 12. Un perro tiene derecho a ser un perro
Art. 24. Todos tienen derecho a no entender nada
Art. 26. Todos tienen derecho a festejar o no su cumpleaños
Art. 27. Todos deben recordar su nombre
Art. 29. Nadie puede compartir lo que no posee
Art. 37. Todos tienen derecho a no tener derechos.

Fuente:

¿ERRORES Y CONTRADICCIONES EN LA BIBLIA?

Para comprender la verdad en la Biblia, ante todo hay que partir de un presupuesto fundamental: existe siempre una absoluta armonía entre la verdad revelada (es decir, la que encontramos en la Biblia) y la verdad natural (la que encontramos en la naturaleza). Nunca puede haber contradicción entre las cosas que conocemos mediante la fe (leyendo el libro de la Biblia) y las que conocemos con la razón (leyendo el "libro" de la naturaleza). Porque tanto las verdades que hallamos en la creación como las que descubrimos en la Escritura proceden del mismo Dios. Y Dios no puede contradecirse. Hecha esta aclaración, podemos presentar ahora algunos principios, tal como los encontramos en la Constitución Dei Verbum, para solucionar los supuestos errores de la Biblia. Ningún lector puede dejar de tenerlos en cuenta, ya que la misma Dei Verbum afirma: Es deber de los exegetas el trabajar según estas reglas para entender y exponer más profundamente el sentido de la Sagrada Escritura (nº 12c).

Las verdades que la Biblia enseña son las referidas a nuestra salvación. La Biblia no es libro de ciencias naturales, sino de religión. Sus autores no son astrónomos, ni matemáticos, ni geólogos, sino catequistas y teólogos, que tratan de expresar con un lenguaje fácil y adaptado a los lectores de su tiempo, las verdades fundamentales de la salvación. La única sabiduría, que hay que buscar en la Biblia, es la que se refiere a nuestra salvación. Como dice la Segunda carta a Timoteo: Desde niño conoces las Sagradas Letras, que pueden darte la sabiduría que lleva a la salvación (2Tim 3, 15). Por lo tanto, cuando la Biblia sostiene, por ejemplo, que "el Sol se detuvo y la Luna se paró" (Jos 1, 12), como no pretende enseñar astronomía, no afecta para nada la veracidad bíblica. Cuando afirma que la liebre es un animal rumiante (Lev 11, 6), no tiene en vista que aprendamos zoología. Y cuando dice que Nabucodonosor era rey de Nínive (Judit 1, 1), no pretende darnos una lección de historia.

Ninguna de estas afirmaciones sirven para nuestra salvación, y no pertenecen estrictamente al ámbito teológico, no debemos tomarlas como enseñanzas bíblicas. De este modo desaparecen todas las objeciones que puedan hacerse a la Biblia en el campo de la astronomía, la antropología, la historia, la zoología, la matemática, o de cualquier otra rama de las ciencias. Para entender correctamente un texto bíblico hay que tener en cuenta la intención de los autores. Este segundo principio se encuentra en la Dei Verbum Nº 12a, y es uno de los más importantes de la exégesis moderna. Quiere expresar que, cuando una frase de la Biblia tiene varios significados, el correcto no es el más lindo, ni el que más me guste, ni siquiera el más profundo, sino aquel que quiso darle el autor.

Un ejemplo puede ilustrar lo que decimos. Es sabido que las últimas palabras del famoso poeta alemán Goethe antes de morir fueron ¡Más luz! ¿Qué quiso decir con ellas? Podrían referirse a la luz de la vida eterna, que veía acercarse. O podrían aludir a la fama que esperaba tener a partir de su muerte. O podrían significar que estaba llegando a la luz de la Verdad. O podrían significar, simplemente, que le abrieran las ventanas de su habitación porque estaba muy oscuro. Esta última es una interpretación más banal, pero perfectamente posible. Y si el poeta moribundo hubiera querido decir que estaba incómodo en la oscuridad de su lecho, ¿tendríamos derecho a buscar una interpretación más profunda? Nosotros nos sentimos comprendidos cuando han entendido lo que queremos decir, no cuando alguien descubre y añade un sentido más profundo a nuestras palabras.

Es conocido el cuento de aquel estudioso bíblico que estaba comentando el Evangelio de Juan. Y al llegar a la pasión de Jesús leyó al final de una página: Los guardias encendieron fuego en medio del patio y se sentaron alrededor. Pedro se sentó con ellos... Entonces el comentarista empezó a preguntarse por qué Pedro se sentaría aquella noche junto al fuego. Y encontró varias razones: 1ª razón, porque el fuego es símbolo del Espíritu Santo; 2ª razón, porque es signo de unidad; 3ª razón, porque representa el amor; 4ª razón, porque significa la pureza del corazón... Y así, encontró 24 razones. Entonces pasó la página y siguió leyendo: ...para calentarse. Y jubiloso, por haber encontrado otra razón, anotó: 25ª razón: para calentarse. Lo correcto no es, lo que uno puede "hallar" en un texto, sino, ante todo, lo que el autor quiso decir en él. Si se tuviera en cuenta este importante principio, se evitarían muchas conclusiones absurdas.

Por ejemplo, los Testigos de Jehová prohíben la donación de sangre, porque en Levítico 17, 10-11 se dice: Si alguno come sangre yo lo exterminaré, porque la vida de la carne está en la sangre. Pero, el autor del Levítico, ¿pensaba realmente en las transfusiones de sangre al dar aquella prescripción? Los mormones impiden a sus seguidores tomar café, porque cuando Jesús estaba moribundo en la cruz rechazó el vino con mirra que le ofrecieron (Mc 15, 23), bebida estimulante al igual que el café. Pero, ¿la intención de Marcos al narrar ese episodio era prohibir a los cristianos beber café? Ciertas sectas evangélicas prohíben a sus miembros festejar el cumpleaños, porque Isaías dice: No tolero las reuniones de fiesta, detesto las celebraciones (1, 13-14). Pero, ¿quería Isaías referirse a las celebraciones de cumpleaños?

¿Cómo hacer para descubrir lo que el autor bíblico quiso decir? Para descubrir la intención del autor hay que tener en cuenta, entre otras cosas, los géneros literarios. Pues la verdad se propone y se expresa de modo diverso en obras de índole histórica, en libros proféticos o poéticos, o en otros géneros literarios. Como hemos visto, los géneros literarios son las diversas maneras que un escritor tiene de expresarse. Son como el "ropaje" de un texto. Y en esta forma o manera de expresarse, cada género literario tiene sus reglas, o características propias. Una verdad puede ser expresada de distinta manera según el género literario utilizado, que puede ser un relato histórico (como, por ejemplo, la ascensión al trono por parte de David), un libro didáctico (como el de Jonás), una novela (como Judit), o una parábola de Jesús.

Por eso, ante una determinada narración no debemos decir: "¿Ocurrió esto en verdad? Porque si no sucedió, no lo creo". Porque esa narración puede pertenecer al género de la novela, al relato sapiencial, al poético o a cualquier otro, sin que la verdad de la enseñanza de la narración se vea afectada. La Palabra de Dios, pues, no se ata a un solo y único género literario. Algunos casos que hay que tener especialmente en cuenta son la forma de expresar los conceptos abstractos, los relatos sapienciales con apariencia histórica y los relatos etnográficos. Para descubrir el sentido exacto de los textos sagrados hay que tener en cuenta toda la Biblia. Este tercer criterio lo encontramos en la Dei Verbum nº 12c. Significa que, para saber lo que enseña la Biblia sobre determinado tema, no basta con leer un versículo, o un párrafo, y ni siquiera un libro, sino que hay que tener en cuenta qué dice toda la Biblia sobre ese tema. La verdad de la Biblia no está en determinada frase o versículo, sino en la totalidad de la misma.

Por consiguiente, un libro puede aclarar lo dicho por otro anterior, puede completarlo, o puede corregirlo. No se debe tomar, una frase bíblica aislada del contexto, separada (como muchas veces hacen los miembros de algunas sectas), y tenerla como irrefutable. Si uno tomara frases sueltas, podría llevarse varias sorpresas: por ejemplo, que la Biblia enseña que no hay resurrección después de la muerte (Ecl 3, 19-20; Sab 2, 3); que la vida es absurda y sin sentido (Sab 2, 2); que la mujer es un ser abyecto y despreciable (Ecl 7, 25-26; Ecl 42, 12-14); que lo único que cuenta en esta vida es el comer y el beber (Is 22, 13b); que fomenta la orgía y la mala vida (Sab 2, 6-9); que está bien cometer injusticias (Sab 2, 10), y rebelarse contra las autoridades legítimas (Lc 1, 52). Incluso podemos hacerle decir a la Biblia que... ¡Dios no existe! (Sal 13, 1). Por supuesto, todas estas frases están sacadas de contexto. Si ampliamos la mirada, veremos que el sentido es otro. Si queremos saber qué enseña realmente la Biblia sobre la resurrección, la mujer, las autoridades, o cualquier otro tema, se debe tomar la Biblia en su totalidad.

Ariel Alvarez Valdés
Biblista

HALFAS EL DEMONIO QUE DESTRUYÓ SODOMA Y GOMORRA

HALFAS, llamado casi siempre "el destructor de ciudades", es un demonio anterior a los grimorios y libros prohibidos de la Edad Media. Los pocos libros malditos que se encargan de su biografía sostienen que sólo encuentra satisfacción para sus impulsos a través de la aniquilación y la ruina.

Suele verse a HALFAS registrando los desolados parajes de las batallas buscando carroña. Nadie ha verificado que en su rostro habitara alguna vez una sonrisa, y las leyendas aseveran que su odio es tan implacable como la muerte misma. La Biblia no lo menciona, pero un antiguo mito hebreo sostiene que estuvo presente en la destrucción de las ciudades de SODOMA Y GOMORRA, incluso contradiciendo las órdenes del propio LUCIFER.

Si bien aquellas ciudades cayeron bajo la ira de Dios, ofendido por actividades ilegítimas que contravenían el ocioso devenir del deseo, como lo relata el primer libro de la Biblia, el Génesis (Gn. 18-16,20-31, 32-33; 19,1-29), algunos cuentan que HALFAS, ansioso de participar de un evento de destrucción de tamaña envergadura, luchó palmo a palmo junto a las más colosales jerarquías angélicas, uniendo al Cielo y el Infierno en único y temible acto de injusticia.

MARCHA POR LA VIDA (2017)

La MARCHA POR LA VIDA es, antes que nada, un momento de encuentro público de todas las asociaciones, grupos, familias, personas, movimientos, etc. que constituyen una extensa y variada realidad PRO-VIDA en Argentina.

No se trata de pasar un momento de encuentro entre personas pro vida. No es sólo una fiesta por la Vida y por la Familia. Se trata sobre todo de manifestar públicamente que la vida es un derecho que debe ser respetado desde el primer instante de la concepción. Que no hay derecho al aborto y sí a la vida.

El aborto es un tema ético con una clara proyección política, pero la MARCHA POR LA VIDA es rigurosamente a-partidaria. La Vida no pertenece a ningún partido político y a ninguna creencia religiosa. Por este motivo no están permitidos símbolos, carteles o slogan políticos. Las personas de la política que participen lo harán a título personal o como representantes de instituciones públicas como intendentes de partidos, etc.

La MARCHA POR LA VIDA no es una iniciativa de alguna comunidad religiosa aunque la gran mayoría de los participantes y voluntarios son personas que profesan distintos credos. La Marcha quiere representar el sentido popular de los argentinos que aman la vida, los niños y la familia. Son nuestros valores que queremos defender. La MARCHA POR LA VIDA quiere ser la voz de los que no tienen voz.

-LOS BEBES DE LA ARGENTINA NECESITAN TENER VOZ-

MARCHA POR LA VIDA
MIERCOLES 27 DE SEPTIEMBRE
PLAZA DE MAYO, CIUDAD DE BUENOS AIRES
18:00 HORAS

Para mayor información ingresa en:

Buscanos en Facebook:


MARCHA POR LA VIDA quiere ser la voz de los que no tienen voz.

miércoles, 23 de agosto de 2017

SANTA MARÍA VIRGEN REINA

El pueblo cristiano siempre ha reconocido a María Reina por ser madre del Rey de reyes y Señor de Señores. Su poder y sus atributos los recibe del Todopoderoso: Su Hijo, Jesucristo. Es El quien la constituye Reina y Señora de todo lo creado, de los hombres y aún de los ángeles. Juan Pablo II, el 23 de julio del 1997, habló sobre la Virgen como Reina del universo. Recordó que "a partir del siglo V, casi en el mismo período en que el Concilio de Éfeso proclama a la Virgen 'Madre de Dios', se comienza a atribuir a María el título de Reina. El pueblo cristiano, con este ulterior reconocimiento de su dignidad excelsa, quiere situarla por encima de todas las criaturas, exaltando su papel y su importancia en la vida de cada persona y del mundo entero".

Juan Pablo II explicó que "el título de Reina no sustituye al de Madre: su realeza sigue siendo un corolario de su peculiar misión materna, y expresa simplemente el poder que le ha sido conferido para llevar a cabo esta misión. (...) Los cristianos miran con confianza a María Reina, y esto aumenta su abandono filial en Aquella que es madre en el orden de la gracia".

"La Asunción favorece la plena comunión de María no sólo con Cristo, sino con cada uno de nosotros. Ella está junto a nosotros porque su estado glorioso le permite seguirnos en nuestro cotidiano itinerario terreno. (...). Ella conoce todo lo que sucede en nuestra existencia y nos sostiene con amor materno en las pruebas de la vida".

Las Sagradas Escrituras nos enseñan que los que son de Cristo reinarán con El y la Virgen María es ciertamente de Cristo.

Romanos 5-17
"En efecto, si por el delito de uno solo reinó la muerte por un solo hombre ¡con cuánta más razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia, reinarán en la vida por uno solo, por Jesucristo!"

Razones por las que María Santísima es Reina de todos:

1- Por ser la madre de Dios hecho hombre, El Mesías, El Rey universal. (Col 1, 16).

Isabel, movida por el Espíritu Santo, hace reverencia a María, no considerándose digna de la visita de la que es "Madre de mi Señor" (Lc 1:43). Por la realeza de su hijo, María posee una grandeza y excelencia singular entre las criaturas, por lo que Santa Isabel exclamó: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno" (Lc 1:42).

El ángel Gabriel le dijo a María que su Hijo reinaría. Ella es entonces la Reina Madre.

Su reino no es otro que el de Jesús, por el que rezamos "Venga tu Reino". Es el Reino de Jesús y de María. Jesús por naturaleza, María por designio divino.

En 1 Reyes 2,19 vemos que la madre del Rey se sienta a su derecha.

“De la unión con Cristo Rey deriva, en María Reina, tan esplendorosa sublimidad, que supera la excelencia de todas las cosas creadas; de esta misma unión nace su poder regio, por el que Ella puede dispensar los tesoros del reino del Divino Redentor; en fin, en la misma unión con Cristo tiene origen la eficacia inagotable de su materna intercesión con su Hijo y con el Padre” (Pío XII, Encíclica MYSTICI CORPORIS).

2- Por ser la perfecta discípula que acompañó a Su Hijo desde el principio hasta el final, Cristo le otorga la corona. Cf. Ap. 2,10  En María se cumplen las palabras: "el que se humilla será ensalzado". Ella dijo "He aquí la esclava del Señor"

3- Por ser la corredentora. Juan Pablo II, en la audiencia del 23-7-97 dijo que "María es Reina no sólo porque es Madre de Dios, sino también porque (...) cooperó en la obra de la redención del género humano. (...). Asunta al cielo, María es asociada al poder de su Hijo y se dedica a la extensión del Reino, participando en la difusión de la gracia divina en el mundo".

Características del reinado de María Santísima:

a) Preeminencia: "Su honor y dignidad sobrepasan todo la creación; los ángeles toman segundo lugar ante tu preeminencia" San Germán.

b) Poder Real: que la autoriza a distribuir los frutos de la redención. La Virgen María no solo ha tenido el más alto nivel de excelencia y perfección después de Cristo, pero también participa del poder de Su Hijo Redentor ejercita sobre las voluntades y mentes.

c) Inagotable eficacia de Intercesión con su Hijo y el Padre: Dios ha instituido a Maria como Reina del cielo y tierra, exaltada sobre todos los coros de ángeles y todos los santos. Estando a la diestra de su Hijo, ella suplica por nosotros con corazón de Madre, y lo que busca, encuentra, lo que pide, recibe.

d) Reinado de Amor y Servicio: Su reinado no es de pompas o de prepotencia como los reinos de la tierra. El reino de María es el de su Hijo, que no es de este mundo, no se manifiesta con las características del mundo. María tiene todo el poder como reina de cielos y tierra y a la vez, la ternura de ser Madre de Dios.

En la tierra ella fue siempre humilde, la sierva del Señor. Se dedicó totalmente a su Hijo y a su obra. Con El y sometida con todo su corazón con toda su voluntad a Él, colaboró en el Misterio de la Redención. Ahora en el Cielo, ella continúa manifestando su amor y su servicio para llevarnos a la salvación.

Pío XII en 1954, instituyó la fiesta Litúrgica del Reinado de María al coronar a la Virgen en Santa María la Mayor, Roma. En esta ocasión el Papa también promulgó el documento principal del Magisterio acerca de la dignidad y realeza de Maria, la ENCÍCLICA AD COELI REGINAM (Oct 11, 1954).

Otro Papa, en esta oportunidad Juan Pablo II el 19 de Junio de 1983 en Polonia expreso:

"Al Reino del Hijo está plenamente unido el Reino de su Madre su Reino y el de ella, no son de este mundo. Pero están enraizados en la historia humana, en la historia de toda la raza humana, por el hecho de que el Hijo de Dios, de la misma sustancia que el Padre, se hizo hombre por el poder del ES en el vientre de María. Y ese reino es definitivamente enraizado en la historia humana a través de la Cruz, al pie de la cual estaba la Madre de Dios como corredentora. Y es en ese evento de la Cruz y Maria al pie de su hijo, que el Reino se funda y permanece. Todas la comunidades humanas experimentan el reino maternal de María, que les trae más de cerca el reino de Cristo"

EL INTERÉS Y LA USURA EN LAS TRADICIONES RELIGIOSAS-Segunda Parte

Platón, en sus Leyes, consideró la usura como una enemiga del orden social, y Aristóteles la calificó en su Política de antinatural (El dinero es improductivo, “el dinero por si mismo no puede producir dinero”). Aristófanes en Las Nubes, o Plutarco, en sus MORALIA, la consideraban como un robo. En Roma, las reformas legales llevadas a cabo durante la República conocidas como LEX GENUCIA (340 a. de C.) prohibieron la usura y el interés. El derecho romano posterior estableció que quien hubiese contraído un préstamo estaba obligado a la restitución del TANTUNDEM, es decir, la misma cantidad prestada. Cuando la usura acabó convirtiéndose en una práctica habitual, se permitió el STIPULATIO USURARUM, mediante el que se establecía que, junto al TANTUNDEM, el prestamista podía exigir una cantidad libremente pactada por las partes. La extensión del fenómeno obligó a la legislación romana a fijar una tasa máxima de interés, que en el año 88 a. C. era del 1% al mes.

En lo que respecta al cristianismo, es necesario recordar que la prohibición del préstamo con interés ha sido una práctica unánime de la Iglesia Católica hasta el siglo XIX. La prohibición que aparecía en el Antiguo Testamento fue retomada por los Padres de la Iglesia quienes, como San Gregorio Niseno, San Juan Crisóstomo, San Agustín o Santo Tomás de Aquino, no ahorraron las críticas a esta actividad. Por ejemplo, Santo Tomás de Aquino razonando su posición muestra su rechazo al argumento de que el tiempo en que la persona tarda en pagar lo prestado justifica el cobrar interés, ya que el tiempo no es propiedad de nadie sino que ha sido designado por Dios para todos los seres humanos. “Por ello, el prestamista que cobra por el tiempo del préstamo comete un fraude, ya que le vende lo que pertenece lo mismo al deudor que a él, y va contra Dios, puesto que exige un precio por algo que Dios regaló a todos por igual”

San Basilio Magno describe en su Homilía sobre el Salmo XIV el carácter insaciable de la usura: “El pobre buscaba una ayuda y ha encontrado un enemigo. Buscaba una medicina, y ha encontrado veneno. En lugar de socorrerle en su pobreza, te has enriquecido con su miseria [….] Los perros, cuando reciben algo, se amansan, pero el usurero, cuando se guarda su dinero, se irrita aún más. No cesa de ladrar pidiendo siempre más [….] Apenas ha recibido el dinero cuando ya te está pidiendo el dinero del mes en curso. Y este dinero prestado genera un mal tras otro, y así hasta el infinito” La Iglesia ha condenado la usura al menos en nueve Concilios. En el de Nicea, en el año 325, la prohibición del cobro de intereses solo se explicitaba en el lado del clero, bajo pena de degradación eclesiástica. Más tarde, Carlomagno hizo extensiva la prohibición a toda la población en sus capitulares.

El segundo Concilio de Letrán (1139) condenó de forma tajante la actividad usuraria, incluida la que se desarrolla conforme al antiguo derecho romano. Con esta medida se erradicaba cualquier tipo de interés, por pequeño que este fuera. Los usureros, clérigos o laicos, eran considerados infames, siéndoles negada la cristiana sepultura. El tercer Concilio de Letrán (1179) renovó la condena de la usura: “[….] ordenamos que los usureros manifiestos no sean admitidos a la comunión, y que, si mueren en pecado, no sean enterrados cristianamente, y que ningún sacerdote les acepte las limosnas [….]”. Más tarde, el papa Alejandro III declaró la nulidad del testamento del usurero. Las mismas condenas se repitieron en el cuarto Concilio de Letrán (1215) El Concilio de Viena (1311-1312) señalaba que “ofendiendo a Dios y al prójimo”, en algunas zonas estaba autorizada la usura, cuyos intereses se cobraban además de forma coercitiva. Se estableció la excomunión para todos aquellos que, mediante decretos o sentencias, respaldaran el derecho de los usureros a cobrar los intereses.

En el decreto 29 podemos leer que “si alguien cayera en el error de afirmar que ejercer la usura no es pecado, disponemos que sea castigado como hereje” La última declaración oficial de la Iglesia Católica contra la usura, entendiéndose esta como cualquier tipo de interés, aparece en la encíclica VIX PERVENIT (1745) en la que el PAPA BENEDICTO XIV condena “ese género de pecado que se llama usura y que [….] consiste en que, partiendo de un préstamo, que por su propia naturaleza pide que se restituya solo la cantidad prestada, se quiere que se restituya más de lo que se recibió. Debido a esto, cualquier cantidad que supere el capital prestado es ilícito y usurario”

LA VIDA OCULTA DE JESÚS-Tercera Parte

¿Qué profesión practicó JESÚS durante su adolescencia? Sabemos que todo padre de familia judío procuraba para su hijo una ocupación, pues los rabinos decían: “El que no le enseña a su hijo un oficio, le enseña a robar”. Marcos, como vimos, dice que cuando JESÚS fue a predicar en la sinagoga de Nazaret los aldeanos comentaron: “¿No es éste el carpintero?” (Mc 6,3). La palabra griega TÉKTON (CARPINTERO) se aplicaba a quien trabajaba con materiales duros como la piedra, el hierro o la madera. Era propiamente un artesano. Requería esfuerzo y fuerza muscular. Muchos han puesto en duda esta afirmación de Marcos.

Mateo, por ejemplo, dice que la gente comentaba que JESÚS era “hijo” del carpintero (Mt 13,55), no que él lo fuera. Lucas, por su parte, dice que la gente preguntaba: “¿No es éste el hijo de José?” (Lc 4,22), con lo cual ninguno de los dos sería carpintero. Segundo, porque Nazaret, ubicada en la fértil región de la Galilea, era un pueblo de campesinos, donde la mayoría de sus habitantes se dedicaba a la agricultura y a criar ganados. Y tercero, porque en casi todas las parábolas de JESÚS hay imágenes del ambiente agrícola (el sembrador, la cizaña, la viña, la higuera, la semilla de mostaza, etc.), y no del ambiente de la carpintería.

Sin embargo hoy los biblistas han concluido que Marcos, el primer evangelista que escribió, no se habría animado a llamar a JESÚS “carpintero”, ocupación que gozaba de poco prestigio en aquella época, si no fuera porque efectivamente era cierto. En cambio sí hay motivos para que Mateo haya cambiado la información: como él buscaba acentuar en JESÚS la figura de un Maestro sabio, pensó que llamarlo carpintero sería poco respetuoso, por lo que prefirió llamar así a José. Y Lucas, más sensible que Mateo, vio como una burla de los galileos la mención de semejante oficio, y optó por suprimirlo tanto de José como de JESÚS.

El hecho de que sus parábolas aludieran tanto a la agricultura se debe a que su auditorio estaba formado, en su mayoría, por agricultores, por lo que buscó amoldarse a ese lenguaje. Podemos, concluir que JESÚS, durante los años de su vida oculta, trabajó como carpintero. Otras de las cosas que aprendió durante su adolescencia en Nazaret fue a rezar. Todo niño israelita a partir de los 13 años adquiría el hábito de orar tres veces por día: a la mañana, al mediodía y a la noche (Sal 55,18; Dn 6,11). Para ello se le enseñaba a cubrirse la cabeza y los hombros con un manto especial, llamado “TALIT”, que tenía en sus cuatro esquinas unos flecos o “ZITZIT”.

Éstos representaban las leyes divinas que un judío observaba de corazón por las “cuatro esquinas” de su vida. Eran en total 32 flecos (8 en cada esquina), porque el número 32 simboliza la palabra “corazón” en hebreo. Esta costumbre la había ordenado Dios a Moisés en el libro de los Números: “Habla a los israelitas para que se pongan flecos en la punta de sus mantos. Así al verlos, se acordarán de los mandamientos del Señor” (15,37-41). Dos eran las oraciones que un judío, desde su adolescencia, debía recitar cada día. La primera se llamaba “SHEMÁ” (en hebreo: “Escucha”), porque comenzaba diciendo: “Escucha, Israel: Yahvé es nuestro único Dios”. Más que una oración era una profesión de fe, sacada del libro del Deuteronomio (6,4-7). Y la segunda era la llamada “SHEMONÉ ESRE” (en hebreo: “Dieciocho”) porque consistía en dieciocho oraciones (tres alabanzas, doce peticiones y tres agradecimientos a Dios). En estas oraciones, repetidas a lo largo del día, el niño JESÚS fue aprendiendo a llamar a Dios “PADRE NUESTRO”. Y fueron éstas las que crearon el clima espiritual en el que creció, y las que marcaron profundamente su psicología religiosa de niño.

Desde su infancia, y acompañado por sus padres, el niño JESÚS concurría los sábados a la sinagoga de Nazaret. Como cualquier otro niño, se habrá sentido aburrido y distraído ante las interminables oraciones de la asamblea, que duraban casi toda la mañana, y que le resultarían difíciles de seguir porque eran en hebreo, lengua que él no entendía, ya que hablaba el arameo. Pero con el paso de los años fue aprendiendo las plegarias y los ritos, hasta que se le volvieron familiares. Además de concurrir a la sinagoga, el sábado debía ser venerado mediante la práctica del reposo total. Así, desde el viernes a la tarde el niño JESÚS debió de ayudar a su madre María en los preparativos de la celebración: traer doble provisión de agua, limpiar la humilde vivienda, colocar en su lugar las herramientas de trabajo, mientras María preparaba las dos comidas: para el viernes a la noche y el sábado al mediodía.

La vida oculta de JESÚS, no tuvo nada de extraordinario ni prodigioso, como la pintan las absurdas leyendas tejidas sobre ella. Fue en esta atmósfera sencilla y familiar, propia de los poblados de Galilea, donde el niño creció, maduró y descubrió la vida. El coro de los chicos en la escuela, la voz de las muchachas en la fuente de agua, el monótono golpear del martillo en la carpintería, el grito repetido de las madres llamando a casa a sus hijas entretenidas en la calle, fueron el clima que JESÚS respiró y asimiló durante 30 años. Y cuando un día su Padre del cielo le pidió que dejara todo y saliera a predicar el mensaje de salvación a sus hermanos los hombres, nunca se arrepintió de los años transcurridos en su pueblo, en su casa y con su gente; de sus años ocultos y silenciosos; de su trabajo en el taller y de sus reuniones con amigos. Nunca consideró ese tiempo como “perdido”, vivió cada día y cada época como la mejor que tenía. Y así también lo enseñó, cuando fue mayor: “No se preocupen por el día de mañana; mañana ya habrá tiempo para preocuparse. Cada día tiene bastante con sus propios problemas” (Mt 6, 34).

Ariel Alvarez Valdez
Biblista

LA MENTIRA OCULTA DEL VERDADERO ORIGEN DE LOS MAPUCHES

La palabra "MAPUCHE" fue creada para un fin específico. Esta voz del ANTIGUO ARAUCO no corresponde a ningún tipo étnico ni parcialidad, ni familia o cultura, sean estas designaciones empleadas tanto en especial como en general. Tengamos presente que jamás figuró un solo cacique, un CONA O CAPITANEJO, UNA PRINCESA, UN GRAN CAZADOR O GUERRERO, ni un individuo determinado que fuera conocido como "MAPUCHE", pues a todos esos andinos, sean ARAUCANOS, PAMPAS, RANQUELES, BOROGANOS, HUILICHES, PEHUENCHES O TEHUELCHES, se los identificó por sus etnias reales y nunca jamás como "MAPUCHES". Ningún jefe indígena figuró o combatió como representando a esa arbitraria e interesada designación de "MAPUCHE" que fue totalmente desconocida hasta principio del siglo XX, años 1902-1903 aproximadamente (tener en cuenta el conflicto argentino-chileno, CURAMALAL - con su antecedente de 1897 – 1898).

Este término fue creado por estudiosos chilenos y agentes ingleses interesados, quienes propiciando la palabra "MAPUCHE" para aplicarla a los indígenas, tanto de Chile como de Argentina, hacían desaparecer viejas etnias como los ARAUCANOS, PAMPAS, HUILICHES, PEHUENCHES O TEHUELCHES, aglutinando bajo el nombre de "MAPUCHE" a todas las parcialidades que eran argentinas, borrándolas de los valles cordilleranos y de la Patagonia, para lograr la posesión de un vasto y fecundo territorio argentino, que siglos antes había sido invadido por araucanos chilenos. La “creación mapuche" igualaba a todos y era, y es, una expresión que muchos desprevenidos no llegan a entenderla. Fue un “invento geoestratégico” y hoy es un problema potenciado por intereses foráneos.

La bandera "MAPUCHE" es auspiciada por el exterior (especialmente desde Europa) y particularmente desde grupos sectarios religiosos, interesados en la campaña pro-mapuche que en los últimos tiempos se agita permanentemente y ocupa un importante espacio en los diferentes medios de difusión y culturales de ambos países afectados. Es necesario destacar que algunos sectores militares chilenos, y más allá de sus pretensiones históricas, observan con preocupación la cuestión "MAPUCHE", ya que perciben una maniobra interesada "segregacionista" que afectaría a Chile en un ecosistema, que sin considerar la frontera política, es compartido como región geográfica con la Argentina. Vale destacar que los territorios reclamados constituyen ecosistemas sobre el sector cordillerano en algunos casos, y sobre tierras con recursos naturales de alto valor estratégico.

Detrás de dichos reclamos se esconden intereses extra nacionales que potencian su actitud a partir de un mundo en el cual la degradación ambiental, la explosión demográfica y la escasez de recursos naturales constituyen los principales "nuevos tipos de conflictos" que caracterizan el contexto estratégico global. No es aventurado percibir intereses internacionales en la consecución de los objetivos políticos que dinamizan las comunidades aborígenes. Como ya hemos mencionado, es en las regiones de baja densidad demográfica, pero atractivas por sus riquezas económicas y recursos naturales donde muchos grupos pretenden instalarse. Finalmente, las características del conflicto moderno y su dinámica multifuncional permiten concluir que los recursos naturales de los países que los poseen, más aquellos ecosistemas que por su alto valor ecológico constituyen reservas estratégicas, serán las causas que potenciarán el enfrentamiento de intereses extranjeros con intereses nacionales.

Asimismo se incentivarán las contradicciones internas de las naciones, en particular aquellas de carácter cultural. En este sentido, el "indigenismo" es un vehículo que, a partir de soportes ideológicos, políticos, financieros y mediáticos proporcionados por países desarrollados, ONG (s) y corporaciones transnacionales, atenta contra la identidad nacional primero, y contra la integridad territorial después. Este paradigma de la Nación Argentina es denostado por una campaña intencional que pretende disolver los verdaderos valores de la argentinidad. Lamentablemente la ignorancia histórica hace que muchos honestos ciudadanos se presten a colaborar con esta aviesa campaña. El GENERAL ROCA no encabezó una campaña privada en 1879. Fue como Comandante en Jefe del Ejército Nacional a cumplir la misión que Avellaneda, presidente de la Nación Argentina, elegido por el pueblo, le había asignado. Y esa campaña estuvo destinada a integrar, a incorporar de hecho a la geografía argentina, prácticamente la mitad de los territorios históricamente nuestros, y que estaban bajo el poder tiránico del MALÓN ARAUCANO, cuyos frutos más notables eran el robo de ganado, de mujeres y la provocación de incendios. Los ARAUCANOS, tal como su nombre lo indica, eran 'ORIGINARIOS' DE CHILE, más precisamente de la región de Arauco.

Los ARAUCANOS, que hoy se hacen denominar "MAPUCHES", llegaron a la Argentina allá por 1830, catorce años después de nuestra Declaración de la Independencia, es decir, cuando la Nación Argentina era ya independiente y soberana. Por lo tanto, fueron invasores. El primer grupo de invasores los constituyeron aproximadamente unos 100 indígenas capitaneados por YANQUETRUZ. Se afincaron en Neuquén y desde allí se fueron extendiendo hacia el sur y el norte. El verdadero genocidio lo cometieron los ARAUCANOS cuando aniquilaron a los GUENENAKEN, también llamados genéricamente TEHUELCHES, que eran los auténticos 'aborígenes originarios' de la Patagonia norteActualmente como argentinos tienen todos los derechos al igual que los demás argentinos, pero no a intentar falsear la historia y pretender que les devuelvan tierras que nunca les pertenecieron, de las que NO SON "PUEBLO ORIGINARIO", sino que fueron sus INVASORES. Ya para el año 1879, las tropas de CALFUCURÁ eran poderosas, y lo prueba el hecho de que ganaron las primeras batallas contra el Ejército Nacional que emprendió la Reconquista de esas tierras usurpadas. Ambos bandos contaban con FUSILES RÉMINGTON Y CARABINAS “ROLLING BLOCK”, MOD. 1866, 11MM. Los ARAUCANOS los traían de su país, de CHILE, a donde se los vendían los INGLESES a cambio del ganado argentino robado en los malones. Prueba de ello, es que la columna del Ejército Nacional comandada por el GRAL. VILLEGAS tenía como objetivo clausurar y controlar los pasos andinos por donde les llegaban a los ARAUCANOS los Rémington y el abastecimiento de municiones.

Los indígenas ARAUCANOS eran tradicionalmente muy guerreros. Recordemos que en los primeros tiempos de la conquista española asolaron varias importantes ciudades en Chile que los chilenos tardaron siglos en reconquistar. Los ARAUCANOS, en el año 1250 subieron hacia el norte y destruyeron el IMPERIO DE TIAHUANACO. Este Imperio era mayor y mucho más civilizado que el posterior IMPERIO DE LOS INCAS que comenzó luego en el año 1280. El uso actual del término "MAPUCHE" y las falsas reivindicaciones de estos son maniobras disolventes y disgregantes que practican políticos con minúscula en las últimas décadas con finalidades anti-nacionales, y para beneficio propio. Los denominados "MAPUCHE" son sólo ORIGINARIOS de la inventiva del FOREIGN OFFICE BRITÁNICO. Ni ROSAS o ROCA los mencionan en la CAMPAÑA AL DESIERTO, tampoco los historiadores, ni la famosa expedición a los INDIOS RANQUELES. Tampoco los menciona la Historia Oficial en las Provincias, ni en los Museos de Historia del Neuquén, de Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Mendoza, ni tampoco San Juan… ¿Desde cuándo han aparecido estos mapuches en escena? Su propia bandera es similar a la nueva Sud Africana, luego del apartheid. Utilizaron a Mandela, y ahora desean utilizar a un pueblo que no es originario de nada, sólo TEHUELCHES y ARAUCANOS lo son.

Desde comienzos del siglo XVI está presente la sangre hispana en todo el suelo argentino y los pueblos originarios de la Patagonia anteriores a esa fecha fueron las etnias TEHUELCHES, conformadas por distintos pueblos o 'tribus' como los RANQUELES, LOS PUELCHES, GUENENAKEN, PAMPAS, PEHUENCHES, AÓNIKENK, etc... Este tema "MAPUCHE" y su propaganda instalada que han hecho del indigenismo una cuestión de estado, es preciso comenzar a desbaratarla de raíz. Es más que evidente LA GRAN MENTIRA, ya que al hacerse llamar "MAPUCHES" pretenden ocultar o hacer pasar desapercibido su verdadero e invasor 'ORIGEN' ARAUCANO, es decir, 'NATURAL DE ARAUCO, CHILE'. Y simultáneamente, intentan ocultar el GENOCIDIO TEHUELCHE a manos de los ARAUCANOS, como si estos últimos genocidas fueran otros, cuando se trata de ellos mismos. Y, lamentablemente, no sólo los políticos venales y periodistas pagados por el sistema, sirven de difusores de una mentira infame, sino que han caído en ella y no siempre por ingenuidad. Obispos y sacerdotes que fieles a sus posturas tercermundistas, impulsan como verdad de Perogrullo, dando así por sentadas todas y cada una de esas falacias. Se llegó al extremo inconcebible de engañar al SANTO PADRE JUAN PABLO II Y AL PAPA BENEDICTO XVI cuando les hicieron decir que el gran santo Ceferino era "MAPUCHE" y no TEHUELCHE. Es difícil creer en la inocencia por desconocimiento de los obispos patagónicos en esta maniobra vil, porque es de suponer que si han llegado a cargos en esas instancias de la jerarquía eclesiástica, deben poseer una cultura general histórica de su patria compatible con su rango. En nuestro país, la comunidad Araucana que se hace llamar Mapuche aún no ha desarrollado acciones radicalizadas y violentas para hacerse de la posesión de tierras, pero en Chile -donde la población de etnia araucana es muy numerosa- ya han comenzado, a través de la vinculación con las F.A.R.C.